Tratamientos

Suelo Pélvico

Si usted sufre cualquiera de estas patologías o simplemente quiere mejorar la calidad de su musculatura perineal, infórmese de nuestros tratamientos y verá cómo aumenta su calidad de vida y con ella su autoestima. Si tiene cualquier duda, sólo tiene que consultarnos.
¿QUÉ ES LA FISIOTERAPIA OBSTÉTRICA?
Es una rama de la rehabilitación que se encarga del tratamiento de estas patologías mediante el trabajo del suelo pélvico.

Ejercitando esta musculatura y mediante técnicas de potenciación, bloqueo perineal ante el esfuerzo, gimnasia abdominal hipopresiva, técnicas viscerales y de desbloqueo diafragmático y con una pauta domiciliaria de medidas higiénico-dietéticas y de ejercicios, se pueden conseguir grandes resultados e incluso eliminar totalmente los síntomas.
¿QUÉ ES EL SUELO PÉLVICO?
Es el conjunto de músculos en forma de hamaca que tapiza la parte inferior de la pelvis y sirve de soporte para todas las vísceras de la parte baja del abdomen.Si estos músculos no están sanos y fuertes, los sistemas esfinterianos (uretral y anal) pueden fallar y comenzar problemas en ciertos órganos como la vejiga, el útero o el intestino inferior.
¿QUÉ CAUSA LA DEBILIDAD DE ESTOS MÚSCULOS?
• Embarazo y parto: El peso del bebé, la secreción hormonal y el no realizar una correcta preparación al parto, producen un gran debilitamiento y relajación de estos músculos. A la hora del parto, el perímetro craneal del bebé, los esfuerzos expulsivos, la episiotomía, desgarro o posible instrumentación (forceps o ventosas) dañan y debilitan mucho esta zona.
• post-parto: si no se realiza un correcto post-parto, los músculos del suelo pélvico tardan en recuperarse hasta 7 años.
• prácticas deportivas: son muy beneficiosas para mantener una buena salud, pero si partimos de una disfunción del suelo pélvico de base, la realización de deportes que requieren saltos e impactos (atletismo,footing o aerobic) aumentan la presión intrabdominal y empeoran el tono muscular pélvico si no se toman las medidas oportunas.
• menopausia y envejecimiento: los cambios hormonales de la menopausia pueden provocar pérdida de flexibilidad de los músculos del suelo pélvico.
• hábitos cotidianos y otros factores: retener mucho tiempo la orina, llevar prendas ajustadas o fajas, la obesidad, el estreñimiento, la tos crónica por tabaquismo o tocar instrumentos de viento, pueden favorecer la debilidad de esta musculatura y su consecuente patología.